• Investment
    • Art Work
    • My Story
    • Let's meet on Facebook
    • Follow Aisa Araújo Instagrams
    • Buy Art
    • Book Session

Buenas Revisas y no dejar el buen impulso en el ego arruinar las cosas.

 

Cuando estaba escribiendo la edición de julio, como yo estaba pensando en malas revisas, buenas revisas… revisas en general y lo importante que son para mantenernos en el camino – el que nos decidimos por – correcto, recibí la opinión de dos clientes en mi correo electrónico. Me recordaran de algo muy importante que nosotros – y por “nosotros” me refiero a “mi” – tendemos a olvidar.

Lo mejor señal de aprobación que uno alguna vez puede recibir no es el de amigos y familiares ( porque si eres tan afortunado como yo, siempre te van a alentar sea como sea ) de tus pares, colegas y ni siquiera de los curadores de arte. Algunos de los mejores y más importantes provienen de nosotros mismos, seguido de cerca por los de nuestros clientes.

Es posible que hayamos comenzado porque sentimos la necesidad y impulso a la creación, comunicar nuestro mundo con los demás, y podemos poner nuestros corazones y almas en cada imagen que creamos, es nuestro, es nuestro precioso bebé, un pedazo de nuestra mente en fotos, sí, eso es cierto. Pero podríamos haber decidido mantener sólo para nosotros mismos y simplemente no lo compartir con nadie, pero no. Decidimos compartir con los demás. Incluso nos decidimos no sólo lo compartir con los demás, pero nos pagarían por hacer lo que amamos.

 

Nuestros clientes nos conocen mejor que nuestros pares o colegas, ya que han trabajado con nosotros, nos vieron en acción, a veces antes, durante y después de la creación de la foto, ellos saben lo que somos capaces de hacer y, dependiendo del nivel de trabajo que hacemos juntos, a menudo llegamos a interactuar y conectar con ellos en momentos que son especialmente emotivos  y así todo lo que hacemos tiende a tener un impacto mucho más fuerte tanto en su vida como en nuestra vida.

Por todas estas razones y más, es muy fácil caer en la trampa de depender demasiado de esto. Porque, sinceramente, hay pocas cosas más motivadoras que conseguir bueno feedback uno tras otro y antes de darnos cuenta un cierto nivel de engreimiento empieza a influenciar nuestro trabajo y la calidad y singularidad que lo hace especial se verán afectados por eso.

 

Entonces, ¿dónde está el equilibrio?

¿Qué podemos hacer?

La manera que he encontrado que funciona mejor para mí cada vez que me estoy empezando a sentir demasiado engreída por bueno feedback o demasiado decaída por malas crítcas es recogiendo mi cámara y fotografiando, colaborar con otros artistas, haciendo una lluvia de ideas para nuevos conceptos, poniendo en práctica ideas olvidadas, estudiando nuevas técnicas, mejorando los ya conocidos y simplemente volver al trabajo!

¿Alguna vez has sentido que un feedback demasiado duro, te ha desalentado a hacer tu trabajo? O que demasiado bueno feedback puede echar a perder la calidad de tu trabajo?
Comparte tus pensamientos, ideas y experiencias en los comentarios.

Enhanced by Zemanta





Follow on Bloglovin

     

Your email is never published or shared. Required fields are marked *

*

*

UA-40717408-1